Jueves, Mayo 25, 2017
Banner Cycler Demo Cycling banner images
Featured posts

    0 227

    Este es el conflicto del mundo: el petróleo. Quienes controlan su negocio sin dudas lo han prolongado impresionantemente en el planeta. El recurso que yace desde hace siglos en el subsuelo ha sido explotado vorazmente en las últimas ciento cincuenta añadas, todo lo depositado en los anaqueles de la distribución va a los libros contables de las legendarias siete hermanas: Mobil, Gulf, Chevron, Shell, Texaco y la Bp. Por eso los records actuales en este universal planeta aparte del Botox, selfie y photoshop; es la guerra.

    Para el año 2016 Venezuela la casa del petróleo celebra importantes acontecimientos, los cuales sin duda marcaron el origen de un pensamiento en torno al compromiso espiritual de la conciencia petrolera. Los referidos acontecimientos parten desde 1936, es decir, hace ochenta años.

    La primera de estas fechas nació un 7 de enero cuando se descubrió el pozo La Canoa y por ende surge la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), extensión superior a 55 mil kilómetros cuadrados ubicada entre los estados Guárico, Anzoátegui y Monagas, esta zona encierra veintiún municipios y actualmente hay participación para su explotación por veintidós países con veintiséis empresas. La FPO llevó a Venezuela en marzo del 2012 a hacerse con el 28% de las reservas mundiales de crudo tras su nueva certificación. Esta impresionante cifra fortalece las doce naciones de la OPEP con el 86% de las reservas mundiales de crudo.

    Siguiendo en el espacio de los acontecimientos tenemos que para ese mismo año de 1936, pero el 14 de julio el célebre escritor de las Lanzas Coloradas y De una a otra Venezuela, Arturo Uslar Pietri, siguiendo a Alberto Adriani lo que este ya había señalado con anterioridad en un escrito que se hizo famoso y el cual nos ha perseguido hasta ahora y se dispondrá a seguir haciéndolo: “Sembrar el petróleo”.

    Pero Sembrar el petróleo fue entendido durante todo el siglo pasado como la justificación con la cual se inició el desorden de dólares e importaciones, trayendo con esto un nuevo modelo atrofiado de consumo nacional. De ahí se agarró la economía nacional durante décadas para desangrar al país. Esta fue la causa del delirio petrolero, iniciándose con esto desviaciones que hasta ahora siguen manteniéndose como él está barato dame dos, dólares a 4,30, viajar a la ciudad de Miami e invertir allí en inmuebles y compras a granel.

    Ese mismo año de 1936 se promulgó la primera Ley del Trabajo exactamente el 16 de julio. Con esta ley se incidió directamente al reconocimiento del trabajador petrolero y con la cual se reconocieron los derechos que hasta ahora venían siendo escondidos, ya nada pudo hacerse por disimular la deuda jurídica con quienes comenzaban a arrimar el mayor presupuesto de la nación.

    Luego vino un acontecimiento mucho más importante el cual se inició el 11 de diciembre de ese mismo año de 1936 y el cual se prolongó durante cuarenta y dos días, exactamente hasta el 22 de enero de 1937, fue el inicio de la gran huelga petrolera del país. Este paro fue considerado el punto de partida del nacimiento de la clase obrera venezolana.

    Los obreros del petróleo nacieron en casas con paredes de bahareques con techos de enea, fueron hogares ahogados por multas en dinero y arrestos por parte de los Jefes Civiles, cuando no había agua potable y los niños tenían que robarla de madrugada para luego ser sorprendidos por enfermedades que bien hubiera podidos ser curables, enfermaban y morían.

    Después vino el “desarrollo” y el Cine San Felipe donde los obreros se reunían en Mene Grande fue tumbado, ahora hay un centro comercial. Fueron los días previos a la explotación del Zumaque I el cual explotó el 31 de julio de 1914 llevándose la sorpresa de su reventón Andrés Duarte Vivas, trabajador petrolero del municipio Baralt, capital San Timoteo, cuando desde el Cerro La Estrella se dio origen al primer pozo comercial del país y al primer Campo: Mene Grande.

    Los jefes extranjeros aprovecharon y fijando las condiciones de trabajo, totalmente explotadoras y denigrantes, los esbirros de Juan Vicente Gómez desaparecieron al primer ciudadano en nuestro país: Augusto Malavé, trabajador de origen colombiano el cual exigió a sus patronos dentro de las instalaciones petroleras en un lugar conocido como El Garaje (Mene Grande) un horario de ocho horas diarias en lugar de las doce que estaban obligados a cumplir. También solicitó no trabajar los días feriados y que las vacaciones fueran remuneradas. Fue mucho atrevimiento para la época.

    Con EL Zumaque I vino el Alma Llanera de Pedro Elías Gutiérrez, la 1era Guerra Mundial y la creación del Diario Panorama. Por eso la historia petrolera de Venezuela está en los restos de aquellos primeros y viejos campos, trabajadores héroes cansados de laborar con herramientas de agricultores y pescadores, clase obrera sin ningún conocimiento sobre el tema petrolero.

    Trabajaban a altas temperaturas sin agua potable ni servicios médicos. Eran los días de una clase elitista se levantaba al pie de El Zumaque en las majestuosas casas de ingleses y holandeses; el pueblo a los palafitos mientras los Intendentes, Superintendentes y Jefes Civiles con los gringos se adueñaban de las enormes ganancias del royalty petrolero con sus trust operadoras.

    Para 1917 se construyó la refinería de San Lorenzo a orillas del Lago de Maracaibo, la cual posteriormente fue desmantelada en 1970. La Caibbean Petroleum Co. fue la encargada de su instalación, todo sucedió en la población lacustre de San Timoteo, siendo la primera en Latinoamérica, extrayendo hasta 264 barriles díarios a 18° API para hoy estar muriendo apenas con 10 a 12 barriles diarios.

    En un principio su profundidad estuvo en 135 metros, es el famoso Cerro La Estrella y es el pozo activo más antiguo del país. Por eso en San Lorenzo estuvo el primer muelle y puerto petrolero, el primer oleoducto el cual partía desde El Zumaque 1 hasta la Refinería de San Lorenzo y de allí se conectaba con el Campo Mene Grande, con la refinería y el muelle principal de la Caribbean Company Co. Y en diciembre de 1917 partió el primer embarque comercial al mundo, a partir de entonces el crudo venezolano es conocido mundialmente como El Merey.

    Para 1920 aquella industria petrolera ya contaba con 10.000 obreros y con ellos llegaban los tiempos de la Venezuela Oil Concession. Luego en el municipio La Rosa, Cabimas, Distrito Bolívar, sucedió un acontecimiento que proclamaría al mundo la gran reserva de petróleo de buena calidad. El 15 diciembre de 1922 explotó El Barroso 2, fueron nueve días arrojando al aire una columna que se divisaba al otro lado del Lago de Maracaibo de 100.000 b/d de petróleo liviano.

    Posteriormente vinieron los acontecimientos de 1922: la huelga petrolera, fue cuando el salario pasó de tres a seis bolívares más agua potable con un filtro. Para 1925 el primer sindicato petrolero fue vetado por Juan Vicente Gómez.

    La gran huelga petrolera de 1936 fue duramente reprimida por Eleazar López Contreras. 10.000 obreros se paralizaron por 47 días. Las empresas se negaban a eliminar las alambradas.

    En esta huelga de 1936 participaron los líderes Valmore Rodríguez, Juan Bautista Fuenmayor, José Antonio Mayobre, Manuel Taborda, Jesús Farías, Luis Emilio Arrieta, Max García y Olga Luzardo.

    Justo cuando se daba una asamblea del sindicato petrolero el 14 junio de 1936 en Mene Grande en el cine San Felipe para decretar esta huelga que entre otras cosas reivindicaba la Generación de 1928 entraron unos policías gomecistas y asesinaron a sus líderes: Pedro Pérez, Jesús García, José Osmar Pérez, Jesús Oropeza y José del Carmen Mendoza.

    Para el 22 de enero de 1937 el presidente decreta la reanudación de trabajo, el resto de las reclamaciones fueron desatendidas, llegaban los días del apresamiento y expulsión de más de 30 trabajadores. Y el aumento fue de tan solo 1 bolívar.

    La huelga de 1936 fue en homenaje a los mártires de Chicago de 1886 lo que generó el 1 de mayo como Día del trabajador. Louis Lingg fue uno de aquellos mártires y antes de morir señaló: Me acusan de despreciar la ley y el orden ¿y qué significan la ley y el orden? sus representantes son los policías, y entre estos hay muchos ladrones”.

    Luego vendría uno de los más voraces incendios producidos por los derrames de petróleo en los palafitos que descansaban sobre El Lago, fue el incendio de 1939 donde murieron 3000 personas y la culpa la vertieron hacia una prostituta a quien acusaron de rezar con una vela encendida y la cual cayó sobre el petróleo derramado en El Lago.

    Veamos lo que algunos llaman tips:

    Para 1949 la Shell de Venezuela construye la refinería de Cardón en Paraguaná.
    El desembarco de Normandía del famoso Día D fue con crudo venezolano.
    El 64% del combustible utilizado por los aliados en la II Guerra Mundial salió de nuestras costas.
    El B-52 que lanzó las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki alimentaba su motor con fuel Oil venezolano.
    La creación de PDVSA fue el 1 de enero de 1976. Aquella “gesta” dio origen a la meritocracia petrolera y con ellas la creación de privilegios para las nóminas mayores y menores. Después se dio inicio a la borrachera petrolera. Cuando partió la Shell se creó Maraven.

    El boom petrolero fue porque el barril pasó de 2.5 $ a 18 $. Cuando recibíamos más dólares producíamos más crudo, 3.800.000 barriles diarios. Para 1980 el barril pasaba a 20 $ y para 1983 llegó a 39 $.

    En 1996 Rafael Caldera entregó el pozo estrella de Venezuela el Zumaque I a la española Repsol.

    Ese mismo año de 1936 se publica la primera novela petrolera venezolana “Mene” de Ramón Díaz Sánchez. Este país ha tenido la “suerte de escribir solo seis novelas sobre la historia petrolera nacional”: Mancha de aceite de José Uribe Piedrahita 1938. Guachimanes de Gabriel Bracho Montiel en 1954. Mene de Ramón Díaz Sánchez en 1958. Oficina N° 1 de Miguel Otero Silva en 1979. Memorias de una antigua primavera de Milagros Mata Gil en 1989 y Viento de huracán de José León Tapia en 1989.

    Por eso con respeto y moral somos y seremos siempre la gigantesca y decorosa casa del petróleo con altibajos, aciertos y desaciertos, este es el hogar del crudo mundial.

      0 185

      Por: Miguel A. Jaimes N.

      La oposición no esperaba un triunfo electoral como el que acaban de recibir (6/12/2015) y el chavismo tampoco se imaginaba un revés tan sorpresivo. Ahora, ¿que afectó a las fuerzas de la revolución? Son varias las causas pero las más graves son las colas. Y en medio de este sorpresivo fenómeno se intentaba comprender algunas de las “exigencias” de los compradores las cuales eran aún más sorprendentes: mayonesa, mantequilla, salsa de tomate, más otros artículos importados muchos de los cuales por sus altísimos costos nunca habían podido ser adquiridos por las mayorías desde que comenzaron a llegar al país con las extravagancias que dieron origen a la renta petrolera.

      A todos nos sorprenden los voluptuosos precios. Por poner un ejemplo: los granos (caraotas, lentejas, garbanzos, entre otros) y en eso se hizo muy poco o casi nada para controlarlos a su valor real. A nosotros nos emborracharon las colas con el sobreprecio y en su intento de eliminación los resultados fueron muy tardíos.

      Mantuvimos un equilibrio sin comprensión por eso ahora hay que aceptar el actual e inusitado apabullamiento, esto es lo que intentará hacer la oposición desde la Asamblea Nacional.

      Aquí todos sabíamos que estábamos mal pero es difícil decirlo. Por eso, ser gobierno no debe eximirnos de decir los errores los cuales todos sabemos que están sucediendo. No ha sido fácil alertar sobre lo que pasaba. El mejor termómetro es todo lo que se ve en la calle.

      Y uno se pregunta: qué habría hecho Hugo Chávez con el tema del papel higiénico. No es posible que se caiga una revolución por no tener papel para ir al baño. Eso es inentendible.

      Chávez hubiese colocado una gran fábrica de papel higiénico para la zona andina y así sucesivamente para el resto de las regiones del país y luego habría anunciado: aquí está el papel higiénico en cantidades suficientes para todo el país.

      Lamentable o no, hay que entender las inclinaciones y apetencias de los venezolanos al comprar. Por eso gobernar es cosa seria y muy delicada. A la revolución bolivariana no le pasará nada que no le hayan advertido por múltiples vías.

      No es falta de recursos, dinero para mover el país ha habido. Aquí el principal modelo a vencer es la ineficiencia y la mala gerencia. La incompetencia nos mata. Como es posible que en algunas entidades bancarias fundadas en revolución como el Banco Bicentenario el servicio sea tan malo. Un ejemplo: no funcionan sus cajeros electrónicos y los fines de semana este mal se amplía junto a la banca privada y las autoridades responsables de velar por un buen servicio no hacen nada.

      En esto hemos hecho próspero el enfrentamiento y la intolerancia y esto hace mella en la población, debimos haber tenido mucho cuidado con manejos desmedidos y haber introducido propuestas de funcionamiento, esas medidas que Chávez llamaba eficiencia, debieron haber sido las prioritarias.

      Pero afrontar este duro momento aún es la oportunidad del chavismo. Ahora es que los seguidores de la revolución aprenderán a moverse de verdad y podrán derrotar a la oposición en próximas contiendas.

      Ganó lo peor de la derecha. Pero el chavismo sabrá moverse con más responsabilidad ante la nueva dificultad. Debemos estar tranquilos pues la embriaguez de la oposición no dará para tanto. La actual situación unirá al chavismo y sabrá hacerle frente.
      Cuando decimos que en Venezuela hay muchas cosas en riesgo no nos referimos a que los chavistas quieran quedarse con un motín. La derecha no sabe leer los nuevos tiempos, por ejemplo el caso Argentino puede tener sus días contados pues las ansias de odio, revanchismo y venganza los hundirán de seguro y muy pronto, ya han hecho de su propagación un sortilegio continental solo habrá que esperar que el hechizo se derrumbe.

      Hay que tener cuidado con estos éxitos de papel pues ganándole al adversario se desarrolla un impulso con tus seguidores los cuales necesitan respuestas, atenciones y los cuales sin esto será muy difícil dominar. Recuerden, los que no obtuvieron su triunfo siguen aquí. La oposición es torpe y vengativa y el poder de esté Estado con su gobierno no está solo en el poder legislativo. Se perdió una parte del poder pero el poder central, real está en el pueblo y con este fenómeno continental no podrá lidiar la oposición nacional la cual en cada contienda electoral está venida a menos.

      venezuela01@gmail.com
      zumaqueuno@gmail.com

      @migueljaimes2
      Skype: migueljaimes70

      0 340

      Por: Miguel A. Jaimes N.

      Viernes, 20/02/2015 11:52 AM 

      Cada país que conforma Petrocaribe debe prestar atención a las reacciones que existen entre ellos. El acuerdo se ha valido de convenios y aceptaciones tras su carácter de perdurabilidad.

      Ahora, tomando en cuenta a diferentes autores de diversas posiciones y visiones, dividen el área en dos bloques, cada uno en su especialidad argumentan enfoques disimiles. Sus formulaciones ayudan en un primer bloque al análisis y propuestas desde una visión inspirada en la geografía, seguida por una geoestrategia y unida por la geopolítica lo cual se traduce sencillamente en la geogerencia.

      Un segundo bloque también orientado en sus formulaciones hacia lo geopolítico y geoestratégico permite dar como resultados develar como en Petrocaribe no se ha implementado lo novedoso de esta propuesta de manera total y absoluta. Aunque las nuevas exigencias de integración del modelo político venezolano impulsan en conjunto de habilitadores para la región hacia la creación y aplicabilidad de una Geogerencia lo cual es muy novedoso.

      La Geogerencia queda justificada frente a la competencia de la Ley del Plan de la Patria 2013/2019 que legitima y da reconocimiento institucional del Estado venezolano hacia los 19 países de la región del Caribe conformantes del Acuerdo, aparte del valor jurídico con Petrocaribe, fortalecido por todos sus Habilitadores: Banco de Petrocaribe, Refinerías de Jamaica, Cuba y República Dominicana, Celac, Mercosur, Unasur, Consejos Ministeriales de Alimentación y Defensa, entre otros. Estos Habilitadores dan cuenta de la creación de una nueva área geográfica donde se esculpen alianzas, convenios, integraciones, acuerdos, logros, recomendaciones, teniendo como resultado primeramente el desprendiéndose de un crecimiento económico. Todo sobre la base del recurso petrolero venezolano y sus derivados con el objetivo de impulsar un arco caribeño que formulará las nuevas relaciones comerciales y de seguridad y defensa frente a la nueva causa de los conflictos internacionales de los años venideros

      Del parágrafo anterior se desprende la perentoria puesta en marcha de la Geogerencia. Esta se desarrollaría como una herramienta que reviviría integralmente el área geográfica desde Petrocaribe. Mientras que las gerencias lineales, clásicas, aplanadas no podrían dar cuenta de los nuevos retos enmarcados desde Petrocaribe para la obtención en beneficios de un espacio que solo ha de ser posible gracias a lo social, humano y solidario.

      Venezuela como país con grandes yacimientos petroleros y administrador de los mismos debe plantearse entre sus estrategias una gerencia geográfica capaz de impulsar un área geopolítica y de negocios donde se impulsen resultados de integración socioeconómica, es decir el desarrollo bien visto de la geogerencia de la petrolera.

      Venezuela ocupa el primer lugar de reservas petroleras en el planeta, eso significa un 21% del total existente. Esto la hace el país con mayor responsabilidad en cuanto al cuido y defensa de sus reservas atractivas para el mundo. A partir de la geogerencia del petróleo venezolano podría superar la región del Caribe y desde esta establecer la nueva seguridad y defensa del cuidado geográfico de su soberanía.

      Venezuela según su ubicación y reservas petroleras dentro del contexto de la crisis energética mundial, abre en profundidad el sincerar la demanda hacia la zona del Caribe. En lugar de contribuir a la escasez de tan extraordinario recurso, puede impulsar desde la geogerencia un importante escenario geopolítico con acuerdos militares, estabilidad y planeación de conflictos diplomáticos y de alta estabilidad política, social y de integración.

      La geogerencia abre una excelente y única posición geográfica y geopolítica hacia Venezuela de liderazgo con una zona favorable para la distribución marítima del crudo a los demás continentes.

      La geogerencia podría abrir y administrar el arco caribeño petrolífero entre Cuba, Haití, República Dominicana, Jamaica y Venezuela: Esta sería la mayor producción y distribución de petróleo en miles de barriles por día en comparación con las del Medio Oriente.

      Petrocaribe se encuentra dentro de la mayor zona de consumo petrolero mundial: desde Canadá hasta la Patagonia incluyendo el Caribe. Solo en el área de Centroamérica más Canadá y EE.UU. se consumen 30 millones 305 mil barriles diarios, ocupando el primer lugar los Estados Unidos con 24 millones 886 mil barriles diarios. Esto quiere decir que desde Petrocaribe se proyectaría una geogerencia de índole geográfica capaz de cubrir las demandas futuras hacia Canadá y México que consumen cada uno un poco más de 2 millones de barriles diarios. También las regiones más lejanas las cuales se ubican hacia Asia y Oceanía con 29 millones 382 mil del cual China es el líder con 10 millones 116 mil de barriles por día y luego Europa con 14 millones 297 mil barriles diarios concentrados principalmente en Alemania, Francia, Italia, Holanda, España y Reino Unido.

      Venezuela01@gmail.com

      http://www.aporrea.org/energia/a203030.html

      @migueljaimes2

      Skype: migueljaimes70

      0 386

      Por: Miguel A. Jaimes N.

      Sábado, 07/02/2015 10:30 AM

      Recientemente República Dominicana acaba de anunciar un pago único por casi 2000 millones de dólares para cubrir su deuda tras el acuerdo de Petrocaribe con Venezuela. Tras una cuota diaria acumulada han cancelado prácticamente la totalidad de su deuda con la cual se benefician, por eso desde el Caribe existe y se impulsa el desarrollo de una nueva geopolítica, geoestrategia y diplomática de los hidrocarburos, impulsada toda desde Venezuela.

      El Caribe ha incorporado el concepto de geoestrategia como un subcampo del conocimiento dentro de la geopolítica, representando un tipo de política pública exterior, fundamentada por factores geográficos que informan, restringen o afectan la planificación militar, política o económica de un Estado o nación.

      Petrocaribe en su gestión representa la evolución del conocimiento administrativo, basado en una connotación que bien pudiese denominarse con el novedoso concepto de la geogerencia —geografía, geopolítica y geoestrategia— con base gerencial. En este contexto, los hidrocarburos y su posicionamiento energético representan una materia prima de indudable valor geoestratégico (local, regional y global) que requiere de una geogerencia compleja de avanzada. En forma particular, Petrocaribe, como representación regional de la alianza del arco caribeño, incorpora la oportunidad de lograr un intercambio equitativo, justo, bajo principios de solidaridad y complementariedad, en cuanto a los recursos de la cesta energética.

      La alianza del arco caribeño en torno a la comercialización de hidrocarburos, posee una visión y acción geoestratégica, gestión compleja, representada en un proceso integral que puede promover la eliminación de asimetrías —pobreza— sociales, fomentar la calidad de vida e inspirar una participación efectiva de los pueblos en la conformación de su propio destino.

      Por eso en la Cuenca del Caribe existe una geogerencia y contiene antecedentes resaltantes. Uno —de carácter primordial— representada por los graves problemas sociales, acompañadas de economías débiles. Esto configuró requerimientos geopolíticos que establecieran planes de cooperación en base a relaciones de mutuo respeto y equidad para incentivar intercambios en potencialidades de cuantiosos recursos naturales con la importancia de su formidable situación estratégica frente a los grandes centros de poder mundial. Este comentario podría considerarse como premonitorio para el establecimiento del acuerdo conocido bajo la fórmula Petrocaribe.

      El controversial Michael T. Klare en su obra: Planeta Sediento Recursos Menguantes (2008:24) habla de las “…habitaciones privadas de la diplomacia”. Por eso desde el gobierno venezolano el tema de los hidrocarburos se maneja con otra óptica realizando planteamientos de un nuevo proyecto geoestratégico energético para toda la región de Latinoamérica y del Caribe (PetroAmérica: Petrocaribe, Gran Gasoducto del Sur y Petrosur). Esto fundamenta y refuerza una redefinición de relaciones existentes, realizando una cuantificación de los recursos y potencialidades de los países que conforman la región, para después establecer esquemas de complementariedad económica, social y cultural.

      El anillo estratégico del Caribe resurge en la organización Petrocaribe. Con esta finalidad PDVSA creó la filial PDV-Caribe, para integrarla primeramente a los países constituyentes de la región —hoy suman diecinueve naciones— tras la firma del correspondiente Acuerdo de Cooperación Energética en el año 2005 en Anzoátegui-Venezuela. Considerada como una iniciativa de cooperación energética solidaria, con el objetivo de dar respuestas a las asimetrías en el acceso a los recursos energéticos.

      Con esta propuesta geoestratégica pretenden establecer un nuevo esquema de intercambio con características favorables, equitativas y justas para las naciones caribeñas, un todo articulado con políticas energéticas de diversas nacionalidades participantes, incluyendo no solo el uso de combustibles fósiles, también fuentes alternas: energía eólica y solar.

      La zona tropical del Caribe es un enclave de importancia de seguridad y defensa en la región, ubicada en medio de tres placas tectónicas: Sudamérica, Norteamérica y el Caribe. En especial el Sur de Estados Unidos posee una importante cercanía con un canal transoceánico en el istmo de Centroamérica (Canal de Panamá), una de las más importantes líneas marítimas de comunicación del mundo. Sin embargo, es un territorio constantemente amenazado con el equipamiento de una armada fuerte que salvaguarda los intereses de los EE.UU. con el fin de asegurar en este océano parte de su prosperidad. La Cuenca del Caribe podría ganar importancia global, especialmente por el canal de navegación a través de Centroamérica y es solo comparada con el Mar de China Meridional (Mar del Sur).

      venezuela01@gmail.com

      zumaqueuno@gmail.com

      @migueljaimes2
      Skype: migueljaimes70

      COMPARTIR EN REDES SOCIALES